COLOMBIA, LA NUEVA FRONTERA DE LA CARNE BOVINA CON ALTA CALIDAD

La ubicación geográfica de Colombia en la zona tórrida genera ventajas competitivas para la producción y exportación de carne vacuna de calidad diferenciada por las condiciones particulares de clima, tipo de suelos, y disponibilidad de forrajes durante todo el año.

Para que estas ventajas sean aprovechadas de manera correcta generando valor en toda la cadena es determinante adoptar tecnologías y procesos de gerenciamiento de los hatos que garanticen la conformación de un producto final con excelentes características de manera sostenible y rentable.

La calidad final de la carne se construye a través de la interacción de tres elementos:

  1. Las propiedades organolépticas o sensoriales (color, terneza, jugosidad y marmoreo) son influenciadas por la edad al sacrificio. Alcanzar el peso de sacrificio a menores edades es sinónimo de carnes más tiernas que son muy apetecidas y valoradas en el mercado.
  • El valor nutricional (proteínas de alta calidad, bajos niveles de grasa, adecuado perfil de ácidos grasos) está asociado con la genética y la alimentación.  Los cruces de cebú con ganados taurinos mejoran la precocidad y la calidad de la grasa tanto de cobertura como de infiltración, lo cual impacta no solo el sabor sino la salud del consumidor final, favoreciendo una mejor proporción de ácidos grasos poliinsaturados. La alta proporción de forrajes verdes en la dieta promueven una composición nutricional balanceada de los cortes marcando una gran diferencia contra las carnes producidas solo con granos.
  • Las condiciones higiénico-sanitarias (libre de Salmonella, E.coli, Lysteria, hormonas, pesticidas, antibióticos y metales pesados) que son afectadas tanto por el manejo en finca como en el frigorífico y expendio final.

En un extenso trabajo realizado por Corpoica* para determinar que cuencas ganaderas colombianas producen carne de calidad superior y utilizando el sistema ICTA de clasificación de canales y cortes de carne bovina, el cual cuantifica: el peso y longitud de la canal, la grasa dorsal y perímetro de la pierna, se evidenció que las canales provenientes de los valles interandinos tienen los mejores promedios de TCA (total de carne aprovechable), seguidas por las canales provenientes del Caribe y Piedemonte llanero. Al desagregar el análisis se encontró que las microrregiones nacionales de mejor desempeño fueron las áreas del golfo de Morrosquillo seguidas por las sabanas de Córdoba. En segundo lugar, se ubicaron las producidas en el centro y sur del magdalena medio.

Se destaca también un 44% más de contenido de ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 y 6 en estas canales en comparación con las producidas en países templados y con ganados 100% Bos taurus.

Es de resaltar que los cruces de cebuino con taurino y criollo generaron los menores contenidos de ácidos grasos monoinsaturados que suelen asociarse a riesgo coronario y de cáncer en los humanos.

Asociando el perfil de canales con alta calidad y los formatos productivos se pudo evidenciar que existen prácticas comunes a todos como son: tamaño y estructura de los hatos,  manejo de los recursos forrajeros, sistemas de suplementación, manejo de la genética y gestión gerencial de las agroempresas.

Las variables en común de mayor impacto son:

  1. Gestión agronómica correcta de los forrajes (pastoreo racional y fertilización)
  2. Contingencias permanentes de alimentación complementaria en época seca (ensilaje, heno)
  3. Uso de suplementación estratégica (balanceados, sales mineralizadas y proteinadas )
  4. Manejo de capacidad de carga promedio entre 2 y 2.5 UGG/Ha
  5. Genética cebuina x taurina y/o cebuina x razas criollas

Considerando la coyuntura actual de atractividad del negocio y su horizonte de dinámica de precios, gana relevancia la revisión de los factores productivos, en especial la nutrición, para maximizar el desempeño y la rentabilidad de las operaciones a través de la optimización de la ganancia diaria de peso y la producción de carcazas más pesadas y con proporciones de grasa alineadas a las demandas del mercado.

En este sentido Uruz America, trabajando de la mano con Nuctramix , empresa brasileña especializada en nutrición de bovinos de carne, ha desarrollado el programa BOVICORT orientado a mejorar la eficiencia productiva en formatos de pastoreo, confinamiento y mixtos. El enfoque consiste en lograr al menos 30 a 35% de menos días a mercado desde el destete y 12 a 14% de mayor rendimiento en canal contra programas convencionales. 

Contáctenos para ampliar la información acerca de la implementación y seguimiento de los planes de suplementación estratégica.

*Corpoica y Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia. Producción de carne bovina de alta calidad en Colombia. Vasquez, Rodrigo. et al.

logo-uruz

COLOMBIA, LA NUEVA FRONTERA DE LA CARNE BOVINA CON ALTA CALIDAD